Gestión de Dominios

Lo primero que deberemos plantearnos a la hora de elegir un dominio, antes que el nombre, es el objeto que va a llevar a cabo; no es lo mismo iniciar una actividad comercial, que una labor informativa o de acción social.

Una vez definido el objeto, el fin que tendrá nuestra web determinaremos la extensión de dominio donde empezaremos a buscar el nombre apropiado:

  • COM - Sin duda el más conocido y utilizado de todos los dominios. Es una extensión en la que, creemos, siempre deberíamos registrar adicionalmente nuestro nombre (sobre todo si vamos a llevar a cabo acciones comerciales o de información y no tanto actividades sociales).
  • NET - Es la extensión comodín. Es la segunda opción que se suele tomar al encontrarse el nombre de dominio buscado ocupado en la extensión COM. También se registra por todas aquellas empresas propietarias del COM que, por un coste mínimo, logran evitar una posible competencia en un dominio paralelo que podría hacerles incurrir en grandes costes.
  • ORG - Sobre todo utilizado por organizaciones de acción social o de actividades desinterasadas como difusión científica, etc... También, como ocurría con la extensión NET suele ser registrado por las empresas para evitar a bajo coste competencia en un dominio paralelo.
  • BIZ - Es un dominio utilizado principalmente por empresas que cuentan ya con presencia en internet en extensiones de dominios convencionales pero que refuerzan mediante éste su imagen corporativa.
  • INFO - Extensión elegida por webs cuya máxima finalidad es la difusión de conocimientos y/o contenidos.
  • ES, CAT, GAL, etc. - (Extensiones de paises o nacionalidades) - Principalmente usado para reforzar la presencia de empresas con caracter local o internacional en dichos países. También por el juego de palabras que permiten ciertas extensiones son utilizados para crear nombres originales que sean llamativos y fáciles de retener por parte del usuario.
  • Una vez tengamos claro la extensión que preferimos y siempre que nos sea posible optar por ella pensaremos en un nombre de dominio que cumpla las siguientes condiciones:

  • Llamativo - Debemos "empujar" al usuario a que nos visite.
  • Fácil de retener - Siempre intentamos que el usuario regrese y por ello es una condición indispensable.
  • Claro - El usuario debe ser capaz de intuir que se oculta tras nuestro nombre de dominio.
  • General - Cuánto más general sea el nombre y menos significado local tenga tanto más mercado podremos cubrir.
  •